Affiliate Disclaimer: If you click a link on this page, then go on to make a purchase, we may receive a commission - at no extra cost to you. Learn more

Limpieza y Mantenimiento de tu Futbolín

Si no cuidas tu futbolín, este se deteriorará mucho más rápido de lo que piensas y perderás los cientos (o miles) de dólares invertidos en él. Por eso es tan importante limpiar y mantener tu futbolín, y en este artículo te explicamos la forma correcta de hacerlo.

How to Clean and Maintain Your Foosball Table

Es importante que le des la importancia que merece la limpieza y mantenimiento de tu futbolín. De lo contrario, con el paso del tiempo seguramente comenzará a funcionar mal, lo que significa que ya no será posible disfrutar de un juego limpio y divertido con él.

Pues bien, ahora que tenemos una idea de lo importante que es mantener un futbolín limpio y en perfectas condiciones, pasemos a explicar cómo hacerlo correctamente.

¿Con qué frecuencia lo usas?

Antes de entrar en la parte de limpieza y mantenimiento, tienes que estar consciente de la frecuencia con la que usas tu futbolín. Si eres un fanático del futbolín y lo usas muy a menudo, deberías limpiarlo cada semana.

Sin embargo, si sólo lo usas ocasionalmente, dedicarle algo de tiempo para limpiarlo una vez al mes puede ser suficiente.

De hecho, si juegas una vez al mes, con ponerle una cubierta de futbolín y limpiarlo una o dos veces al año puede que sea suficiente.

Cómo Limpiar una Mesa de Futbolín

Para asegurar que el futbolín se mantenga completamente limpio y que ninguna de las partes termine dañándose o funcionando mal, es importante limpiar todas las partes de tu futbolín, y no sólo las que se utilizan con mayor frecuencia, 

Dicho esto, vamos a entrar de lleno a descubrir algunos consejos rápidos pero muy eficaces para limpiar tu futbolín de la manera correcta.

Primero, puedes usar un soplador de aire comprimido para deshacerte de todas las partículas de polvo, especialmente en los rincones que son difíciles de limpiar con un paño. Esto será rápido y te dejará con mucho menos de que ocuparte.

Después de haber terminado con eso, puedes simplemente conseguir un paño seco y limpio (no necesita ser sumergido en ningún tipo de químicos o líquidos de limpieza), y limpiar cada parte de la mesa. De hecho, también se recomienda limpiar las patas de la mesa, ya que éstas también tienden a ensuciarse y a desgastarse con el tiempo.

Al finalizar esto, puede que notes que todavía hay algunas manchas de las que no pudiste deshacerte. Sin embargo, no es nada de lo que preocuparse, ya que en el próximo paso nos ocuparemos de ellas.

Ahora, consigue otro paño limpio y suave, aplícale un poco de alcohol (no debe ser más de 70%-80% en volumen) y frota para limpiar todas las partes de la mesa de nuevo.

Es necesario asegurarse de que el alcohol se use en cantidades muy pequeñas o puedes terminar dejando residuos o mal olor. Este paso debe servir para eliminar casi todo, incluyendo las manchas difíciles.

Algunas manchas aún más difíciles pueden necesitar más trabajo. Aunque, si tienes manchas en tu mesa, tal vez debas conseguir una funda sin importar la frecuencia con la que juegues, y limpiar tan pronto como algo se derrame.

Por último, debes aplicar silicona de futbolín en las barras. Esto les dará un acabado pulido pero no resbaladizo, y las dejará más suaves.

Nunca uses WD-40 (Water Displacement por sus siglas en inglés – es un tipo de aceite) en lugar de la silicona, ya que con el tiempo puede hacer que las barras terminen degradándose.

Cómo Mantener el Futbolín

Para el mantenimiento de un futbolín hay que ocuparse de algunas cosas importantes, tales como:

  • Mantener la mesa a temperatura ambiente. En la medida de lo posible se debe tratar de evitar el uso al aire libre y el contacto directo con la luz del sol, a menos que se trate de una mesa de exteriores… y aún así, usar una cubierta o funda.
  • Asegurarse de que las barras y los jugadores estén perfectamente colocados, y ajustarlos si no lo están (mira nuestra guía de piezas de reemplazo de futbolín).
  • Al mover la mesa, se recomienda levantarla en lugar de arrastrarla, para no dañar las patas.
  • Mantener la comida y las bebidas alejadas de la mesa para que no caigan o se derramen sobre ella mientras se juega.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *